Vómitos

Videoconferencia con la familia

El tiempo en Boston en esta época del año parece que cambia constantemente. Ayer casi empieza a nevar y hoy había momentos en los que me hubiera gustado poder ir en manga corta.

Hoy como no teníamos que ir al hospital hemos aprovechado para salir a dar una pequeña vuelta y comprar unos pijamas que voy a necesitar para cuando me ingresen. Además, hemos conseguido encontrar los batidos especiales que tomo para procurar no perder peso. Sigo sin tener nada de hambre y todos los olores me molestan.

Hemos tenido suerte porqué nos ha hecho muy buen tiempo y esto me ha permitido, aunque con máscara, poder pasear al aire libre con cierta tranquilidad. He vuelto a ver a mis amigas las ardillas y unos patos muy simpáticos se han acercado a ver si les daba algo de comer. La Nina ha empezado a imitarlos y yo no podía parar de reírme.

En medio del paseo he empezado a encontrarme mal y me he puesto a vomitar. Como ha habido momentos en los que me he pasado vomitando 4 y 5 veces cada día durante días y días sin poder parar desde que todo esto empezó, tengo tanta experiencia que ya no me asusto como al principio. Hace tres semanas, justo cuando estaba cerca de terminar la radioterapia, los vómitos empezaron a disminuir pero parece que ahora se vuelven a presentar con más frecuencia otra vez.  El problema es que casi no tengo tiempo ni de avisar. Por eso siempre tenemos que estar preparados. Suerte que papá, mamá y la Nina siempre están muy pendientes de mí y antes de que me dé cuenta ya me están sujetando la cabeza hasta que todo acaba.

Papá me ha comentado que mañana jueves tenemos que levantarnos temprano porqué los médicos quieren continuar haciéndome pruebas. Intuyo que los tratamientos van a empezar dentro de muy poco aunque todavía no me han dicho nada. Pero no importa, confío en papá y mamá. Ellos se sentaran conmigo para explicarme en que consiste lo que me van a hacer antes de empezar. Así lo hemos hecho desde el principio. Siempre la verdad. Y como ellos nunca tienen miedo pues yo tampoco.

Por cierto, ¿habéis visto la foto? Hoy me voy a dormir contento por haber podido hacer mi primera videoconferencia con algunos miembros de mi familia y con mi perrita Kiki que ahora está viviendo con mi abuela.

Viéndolos a través de la pantalla, la distancia que ahora nos separa no me ha parecido tan grande.

No llevo ni una semana en Boston y ya os hecho de menos a todos.

Besos y abrazos de SuperRichi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s