Alergia inesperada

A las 7 de la mañana el sol ya se asomaba por la ventana de mi habitación para venir a despertarme.

He dormido bien y me he levantado contento, alegre y con ganas de bailar. Papá me ha vuelto a cantar una canción de las suyas con su inconfundible voz mientras mamá y la Nina hacían los coros. Hemos pasado un rato muy divertido. Nadie hubiera dicho que el enemigo me esperaba en el campo de batalla.

Por primera vez en muchas semanas me apetecía caminar un poco, así que hemos cogido un taxi que nos ha llevado al hospital y al llegar, he conseguido hacer todo el trayecto hasta la consulta a pie. Sin ayuda y empuñando mi escopeta que dispara bolas de espuma. Es inofensivo para las personas pero especialmente eficaz para acabar con el cáncer. Llevo muchos días imaginando la escena de guerra con papá: células malas por todas partes multiplicándose a toda velocidad muriendo una detrás de otra. Aniquiladas por mi numeroso ejército comandado por los generales cisplatino y vincristina.

Después de pincharme una vía de entrada en el porth-a-cat, me han sacado una muestra de sangre para anotar los niveles de glóbulos rojos, blancos y plaquetas antes de empezar el tratamiento. En los próximos días, las extracciones y el conteo de células será continuo. Mientras me hidrataban el cuerpo con grandes cantidades de suero, me han administrado una combinación de medicación para prevenir las nauseas y los vómitos que me ha provocado una reacción alérgica inesperada. De repente he empezado a encontrarme muy mal, a chillar y a pegar a todo el mundo. Han tenido que interrumpir la administración de la medicación a toda prisa e inyectarme un sedante que me ha dejado casi tres horas durmiendo. No podrán volver a dármela nunca más.

El general vincristina ha sido el primero en iniciar la batalla a las 7 de la tarde. Apenas ha tardado ni 2 minutos en entrar en mi cuerpo a través del porth-a-cat. Acto seguido le ha tocado a cisplatino que tardará 6 horas completas en desembarcar en territorio enemigo.

Durante los próximos 5 días estaré permanentemente recibiendo grandes cantidades de suero para mantener mi cuerpo bien hidratado y facilitar a mis riñones la eliminación de las sustancias tóxicas. Es muy importante que orine a menudo para evitar que los desechos de la quimioterapia se depositen durante mucho tiempo en mi vejiga ya que puede acabar produciendo daños graves. De hecho, este es otro de los efectos secundarios importantes que hay que controlar e incluso empezaré a tomar otra medicación en unas horas para intentar protegerla.

Me esperan una horas intensas pero estoy mentalizado para aguantar lo que haga falta. Superman también pasa por momentos duros cuando se enfrenta a sus enemigos.

Yo también puedo hacerlo. También soy un super héroe.

Por cierto, a papá le han entregado esta mañana el contrato definitivo firmado del apartamento. El próximo 1 de Junio nos mudamos.

Superbesos y Superabrazos de SuperRichi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s