Las grullas de Japón

La mucositis va remitiendo y el dolor está dando paso a una profunda fatiga y cansancio. Me siento muy débil y hoy apenas puedo mantenerme ya en pié. Sigo practicamente sin comer y cualquier intento de beber algún tipo de líquido me cuesta una barbaridad. Papá sospecha que mis niveles de glóbulos rojos ya deben estar muy bajos y es probable que no tarden mucho en hacerme una transfusión de sangre. Estoy perdiendo peso y como apenas he tenido movilidad en las última semanas, la musculatura de las piernas se me está atrofiando y cada vez las tengo más delgadas. Los médicos ya me habían advertido que después de 12 operaciones y todo lo que he pasado, la quimioterapia intensiva sería dura. Lamentablemente de momento no se han equivocado.

Como no me puedo levantar, no he vuelto a salir de la habitación de la casa Mc Donald en todo día. O en una cama de un hospital o en una cama de una casa de acogida. La rutina y el aburrimiento se apodera muchas veces de mi y la ansiedad me acaba visitando a menudo varias veces al día. Ultimamente va en aumento y me cuesta controlarla. Me va a costar librarme de esta “kryptonita” que el maldito cáncer me ha colgado al cuello. Pero no pienso rendirme y os aseguro que no se saldrá con la suya.

Como ayer os avanzaba, la Nina ha pasado el día con su padre que ha venido para estar con ella. Aunque solo ha sido un día, la verdad es que la he echado mucho de menos.

Por la tarde han venido a visitarme aunque no han podido estar mucho tiempo conmigo porqué me agoto muy deprisa y necesito estar tranquilo. Luis me ha traído unos regalos que me han hecho mucha ilusión; una camiseta original del Fútbol Club Barcelona firmada por todos los jugadores y con una dedicatoria de Pujol, una camiseta del equipo de fútbol del Palamós con el nombre de SuperRichi impreso en la parte de atrás, una pulsera de SOS Richi y un montón de pequeñas grullas de colores hechas con papel que han venido de muy lejos. En la cultura japonesa, regalar una grulla de papel transmite el deseo de salud, bienestar y felicidad.

Después de tanto tiempo viendo las pulseras SOS Richi en mi página de facebook, por fin he conseguido ponerme una, aunque haya sido en el tobillo !

Mañana vuelvo al hospital para comprobar que nivel de glóbulos rojos, blancos y plaquetas tengo y para recibir una dosis adicional de vincristina. La administración será rápida. No llegará ni a los dos minutos. Pero tendré que pasar el resto del día en observación y recibiendo suero de forma ininterrumpida para acabar de eliminarla. Si todo va bien, por la noche estaré de regreso en la casa Mc Donald y con un poco de suerte, papá y mamá se encontrarán con la cena preparada. Mañana vuelven a venir los voluntarios. Que haríamos los niños con cáncer si no fuera por ellos. Tanto en la casa Mc Donald como en el hospital, hay voluntarios de todo tipo; matrimonios que vienen con sus hijos, chicos y chicas, estudiantes, jubilados…de todo. Llega a ser tan numeroso y tan importante el peso y el papel que interpretan en esta obra de teatro en la que nosotros los niños somos los protagonistas,  que hay una semana entera al año dedicada solo a ellos en reconocimiento y homenaje por su labor voluntaria.

En cuanto me cure deseo ser voluntario como ellos y ayudar de cerca a otros niños a enfrentarse sin miedo al cáncer como los super héroes. Palabra de SuperRichi.

Mañana llevaré algunas de las grullas conmigo al hospital para regalarlas a mi amigos. La primera en recibirla será Alexa.

Superbesos y Superabrazos de SuperRichi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s