Mi historia

Richi disfressat de SupermanMe llamo Ricard aunque todos me llaman Richi. Tengo 7 años, vivo en Palamós y soy un niño enfermo de cáncer. El 29 de Noviembre del 2011 cambió mi vida: me diagnosticaron un tumor cerebral de casi  5 cm. de diámetro llamado meduloblastoma.

El meduloblastoma es uno de los tumores malignos pediátricos más agresivos que existe y dentro de los posibles grados de riesgo el mío es el más alto.  Desde entonces mis padres, mi hermana, mi familia, mis amigos y yo luchamos todos juntos para ganarle la batalla a esta miserable enfermedad.

Desde que nací siempre he estado enfermo hasta el punto que mi madre tuvo que dejar de trabajar para poder cuidarme.  Aunque no era grave, me impedía llevar una vida normal porqué enfermaba casi cada mes.  Ahora sabemos el motivo.

Me encanta estar con mi familia y sobre todo con mi hermana Nina.

Mi familia siempre a mi ladoAdemás de jugar al fútbol con mis amigos de mi colegio Vedruna, me gusta mucho disfrazarme, dibujar y hacer manualidades,  la música y sobre todo bailar. Al principio soy un poco tímido pero cuando ya tengo confianza soy muy bromista y divertido y siempre estoy haciendo el payaso con mi padre. Me gusta que los dibujos que pinto y los deberes del cole estén muy bien hechos y soy capaz de empezar otra vez de nuevo las veces que sea necesario. Mi madre me dice que aunque soy cabezón y testarudo soy su Superman preferido.

Richi disfrazado de payasoEl cáncer es devastador. Especialmente cuando lo padecen los niños como yo.

Al igual que mi madre tuvo que hacer en su día, mi padre no ha tenido más remedio que abandonar su actividad profesional para dedicarse los dos a cuidarme.

Siempre me dicen que soy lo más importante para ellos y que ahora lo único que importa es mantenernos juntos y unidos para reunir las fuerzas necesarias y vencer mi enfermedad.

La primera parte del tratamiento la pude realizar en España pero la extrema complicación de mi caso nos ha llevado a perseguir  la esperanza en un hospital especializado de Boston, dónde me encuentro desde principios de Abril del 2012.

El primer factor más importante para tener un mejor pronóstico del meduloblastoma, es conseguir una extracción total del tumor y en España, después de varias operaciones y varias complicaciones, no fué posible.

Llegué a Boston el 30 de Marzo del 2012 y a pesar de que sólo estaba previsto llevar a cabo una operación, al final se han convertido en 4. Desde que todo empezó he entrado al quirófano 12 veces, he sufrido diversas complicaciones graves como una meningitis y crisis de convulsiones epilépticas y he tenido que pasar por un tratamiento de radioterapia.

Afortunadamente y contra todo pronóstico, el equipo en Boston si fué  capaz de extraer casi el 100% del tumor sin daños.

El pasado 26 de Septiembre finalizé el tratamiento de 6 meses de quimioterapia intensiva.  En estos momentos me encuentro en proceso de recuperación  y a la espera de conocer cual será el siguiente paso. La última resonancia magnética de Julio era estable así que espero que el resultado de la próxima en Octubre sea el mismo 🙂

Gracias a la solidaridad de muchísimas personas he podido afrontar el coste para llegar hasta aquí, aunque todavía me queda un largo camino por recorrer.

El maldito cáncer es así. Devastador y sobre todo imprevisible.

Un pensamiento en “Mi historia

  1. Pingback: Demà diumenge, juguem tots per en Richie a @Olot (Girona) | MyEventy

Los comentarios están cerrados.